Se ha producido un error en este gadget.

18 de julio de 2013

La justicia es una busqueda

A 19 años del atentado a la amia reflexionemos sobre una realidad siniestra, que la mayor causa de muerte histórica no son ni las enfermedades, ni el transito, ni los desastres naturales sino la cruel, predeterminada, fríamente calculada, horrible, espantosa muerte que se causa el hombre a si mismo, por su odio, sus ansias de poder, su temor.
Pedir justicia es una obviedad y, sin querer ser polémico, un facilismo.
Pedir justicia pero de la universal, de la única justicia que sirve y que nace o debe nacer del amor que los hombres tienen (o deberían tenerse) entre ellos y que haría que sea imposible derramar sangre por estos motivos dichos antes.
Pidamos justicia, y solidaridad entre los hombres, como nos sea posible. Porque cuando un hombre muere por causa del odio de otro es responsable toda la humanidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario