Se ha producido un error en este gadget.

19 de noviembre de 2012

Buenos dias, buenas tardes, buenas noches, soy un plagio de una pelicula de hollywood


pluma, papel y tinta, soy un plagio de andres rivera.


Hola, a partir de ahora en este lugar van a poder ser leídas las cosas que voy escribiendo y algunas que vaya leyendo y me parezcan interesantes para compartirlas, junto con la critica, comentario, refutacion o continuación pertinente de mi parte.
No es mi intención darme a conocer mas que por las cosas que leo y escribo por lo tanto cualquier otra descripción de mi mismo es narcisismo consiente, cosa que no voy a permitir-me.

Mi nombre, que no esta de mas, es maximiliano vadell cosin, así todo junto, con apellido y todo.
Tengo una edad determinada pero lamentablemente, o por suerte, o porque si, aparento mas, por eso a veces rehuyo a los espejos y trato de negar el reflejo que me devuelven las ventanillas de los colectivos. Aunque no pueda evitarlo. 
Por otro lado, y esto es mucho mas mundano y menos metafórico ni interesante, trabajo en un locutorio, por lo que, en medio de una disertación sobre mi propia alma alguna otra alma que no voy a calificar, me pregunta el código de area de Córdoba, o como va el partido, o si tengo baño (como si el baño a mi me colgara de la oreja). Esas son las partes de las historias que no tienen ninguna gracia y que son mas o menos el 92 por ciento de la vida de uno. Que se tape el baño, quedarse dormido, tener sueño, perder el colectivo, hacer la fila del supermercado, esas cosas que todos hacemos pero que nadie cuenta simplemente porque son aburridas. Nadie se lo imagina a Borges haciendo la cola del banco para cobrar la jubilacion, ni esperando el colectivo o cargando nafta ¿porque? Una de las gracias, o de lo que a mi me resulta gracioso, virtuoso, es intentar darle ese estado de tensión (que es importantisimo en cualquier buena literatura) a esos momentos, no soy nada ingenioso ni novedoso pero no es relevante. 
Imaginen que un hombre sale y trata de abrir una lata, una acción de treinta segundos, imaginen que el hombre piensa que va a cortarse, no es novedoso y me acuerdo de cortazar con el suéter ese que no le entraba a nosequien y que terminaba comiendosele.
Sin embargo me fui por las ramas, cosa que no es casual porque también queria decir y casi me olvido que estudio historia, por lo tanto que, para explicar cualquier cosa me remita al génesis o al big bang según el humor tampoco es algo fuera de lo común.
Como fuera, acá algo va a aparecer, que espero que sea del agrado de usted, quienquiera que sea.

Muchas gracias
                                                                                                                                      MVC

No hay comentarios:

Publicar un comentario