Se ha producido un error en este gadget.

20 de noviembre de 2012

Espejo, espejito



El espejo de mi casa guarda algo.
El me lo dijo.
-Pero un espejo nunca es un espejo,
Ni una sombra, ni un doble,
Ni tampoco es siempre el mismo,
Espejo.
Pero- El de azul me lo dijo,
El que ilumina sus tinieblas;
Vino de noche y me rasgo la piel,
Y me hablo con paciencia y cuidado,
Diciéndome del espejo, de lo que guardaba,
O lo que poseía;
-La arena o el agua,
El mismo intimo origen maligno, perverso,
Misterioso y vago-.
Vino de noche,
-Broto de la misma oscuridad
Y la ilumino-.
No lo entendí
Todavía no logro entenderlo,
-Que era esa oscuridad y ese fruto,
                                                               //Su significado//-
Me enfrentó, plácido,
Fumando en pipa,
-Con sus ojos celestisimos (cristalinos), vacíos,
Sin más vida que su momento,
Eterno, como el reflejo ovalado  de un vidrio-.
Y lo insulte, furiosa.
¡Viejo azulado y maldito!
Pálido como, la cara de un santo loco,
Salido de cualquier tumba fresca esta noche.
¿Yo quien soy?, ¿para qué me advertís?, ¿Qué oculto?,
¿Qué misterio guardo en mi iris castaño?
Que es lo que puedo ofrecerte.
                                 ***
Desde tu silla, que ya era tuya,
De espaldas a la ventana
                                              //que guarda tu retirada//.
No sé cómo, pero en vez de tirarte una zapatilla,
O a mí misma,
Para ver quien de verdad se esfumaba,
Quien era puro vació ardiente.
En vez de eso obedecí,
Me deje seducir por tu sabiduría milenaria de muerto,
Y camine un paso,
Y otro.
Entonces lo vi, reflejado en el espejo,
A ese que llaman como llaman,
                                                         //ese que desarma la belleza//
Ese que es la suma infinita de los reflejos,
De las eternidades heladas de reflejos.
Que también me atrapa a mí,
Y fui yo,
Casi niña.
Ardí,
 Grite enfurecida,
                               //ardiendo//
 Y por eso quise arrancarle los ojos
Al  viejo,
Pero solo vi un viento ausente
Y una ventana abierta.

La irrealidad del momento
Dibujo en mis ojos un error milenario,
Como un puente o un abismo,
Que se abre o se tiende con él,
En mi reflejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario